miércoles, 21 de diciembre de 2016

Hellman Pardo. Los poemas



Hellman Pardo. Bogotá, Colombia, 1978. Premio Nacional de Poesía Eduardo Carranza en 2010 por Elementos del desterrado. En 2011 es merecedor del Premio Nacional de Poesía Casa Silva. Ese mismo año el Ministerio de Cultura le concede la Beca a la Circulación Internacional de Creadores en New York. Ha publicado La tentación Inconclusa (Común Presencia Editores, 2008); Anatomía de la soledad (Gamar Editores, 2013); El falso llanto del granizo (El Ángel Editor, 2014) y los días derrotados (Cuadernos negros, 2016) libro accésit del Premio Nacional de Literatura Ciudad de Bogotá. Pertenece a los Consejos Editoriales de las Revistas La Raíz Invertida y UIrika. En 2014 recibe el  I Premio Nacional de Poesía del Festival Internacional de Poesía de Medellín por su libro Historia del agua.


"Por la palabra aire que roe la soledad del agua." Con estas palabras el poeta sintetiza la vida; su grandeza, sus miserias. 

Hellman comparte con Claroscuro cuatro poemas. En ellos nombra el dolor, la muerte, la agonía, nos lleva a recorrer territorios donde la oscuridad se empeña en ejercer su dominio, pero la poesía a la vez, es un encuentro con la esperanza. 

Bienvenido Hellman Pardo a las páginas de Claroscuro. 




Mapiripán (Los pliegues del agua)

No es el golpe invernal de árboles dolidos
                                                  que tropiezan con la noche
o el rencor de las luciérnagas cuando naufragan por el aire
y llevan a media asta las alas húmedas de abandono.

No es la fatiga del valle
                         tardío arrepentimiento de cuchillos jubilados.

No es el hambre
                                                          o su llanto en el estómago.

Asciende una fiebre imperturbable
                                            en aguas solísimas.

Es el río Guaviare
madre

                      su aguacero
estanque de cuerpos condenados
donde lavabas y herías la ropa contra las piedras de tus pechos.


Cumaribo (Breve discurso del águila)

En el río
un niño muerto sobre la humedad de la piedra.

En la piedra
un torvo gallinazo punzando la piel caída.

      En el gallinazo
      el viento desplazándose con urgencia.

En el viento
el tañido funerario de las desapariciones.

          Otra inocencia profanada
                                  otro plumaje rompiéndose en el río.



Urrao (Al oeste del tiempo)

Soy maquinista de una barcaza hecha
con maderos de abandono.

La heredé del llanto de una mujer andina
                                             fusilada en la guerra.


Una tarde me hicieron descender de la barcaza
y conmigo
                                    a todos los viajeros.


Dijeron que nos arrodilláramos cerca a la desolación.

Nos arrodillamos
                 donde los alambres de púas advertían
el color del sueño.

 Se escucharon entonces diez caídos como jobos maduros
buscando tierra
mientras el sol se hundía en la trocha
lento
                                                 derrumbándose.

Te hablo desde el cobertizo de la memoria
desde la hora muerta y su estampida.


Jamundí (La escritura invisible)

Nosotros
único estruendo posible
                   en el tímpano de Dios.


                                                                                      Hellman Pardo

sábado, 17 de diciembre de 2016

Héctor Javier Delaloye Echavarría. Los poemas

Empujemos

Empujemos un poquito
-te pido-
Que no sea siempre
barro empobrecido
y desmemoria,
vayamos
hacia adelante
en cadena sin cadenas,
haciendo del amor
y el beso
dos bálsamos
elegantes.
Dejemos
a los líquenes
infructuosos
cubrir osamentas,
no admitamos
el florecer
de universos tristes,
apaguemos el televisor
para encender
las mañanas,
que las nubes sean
(por lo menos)
algodones
y toda nostalgia
nos garúe
finito.
Tendamos el ajuar
de lo bueno
y la gente
al fin
enriquezca.
Empujemos un poquito
-te ruego-
Y que la primavera
no traiga
hambre de pan
sin misericordias.

12.09.2014

Camino

Se habitan 
de algodones,
frazada verde tejida
en bobinas
cálidas,
resuello natural,
encimadas
cuestiones 
de maíces,
cicatriz
de tiempo.

El camino 
lleva
un murmullo
de verso
y elegancia



La otra guerra

Vienes con tu grito
de fusil y espanto,
un éxodo de huesos
en ribetes carmesíes,
tienes más sangre
por fuera
que corriéndote dentro.
Tus ojos
son dos ventanas
que ningún sol
asoma,
hay un charco inmundo
anegando el sitio
de tu alma,
un regocijo
de niños y cruces
tapiando tu corazón
desdentado.
¡Ay!
los pájaros
del desconsuelo
tejiéndote las huellas
todavía,
¡Ay!
las venas
gritándote en los labios
aquellos muertos
mas que vivos.
¿Cómo es
que todavía sueñas
con duendes aéreos
y estrellas,
cómo no te aturden
las campanas marchitas,
los llantos fúnebres
y agujeros?
Vienes con tu pecho
fuerte y ancho
escupiendo
hombría y podredumbre,
ondeas la bandera
meritoria
que gotea sudor
y condenas,
Pero tus manos
¡ay!
tus manos
siguen siendo
dos guillotinas
que tocan carne
y la trituran.

26.04.2014


Usted Y Yo

Usted sabe,
yo soy poeta,
no me gusta
pasar la tarde
cerrando balances,
gastos
y golondrinas rotas
que no vuelven.
Yo me quejo
del poco sol
y usted se queja
del costo
de vida,
a mí me seduce
cualquier hoja
que cae
y a usted
no le permiten
madurar tranquilo.
Verá,
yo soy poeta
y ningún jardín
me desconoce,
a mí
me nacen flores
y a usted
lo lastiman
las espinas
de las circunstancias,
yo acostumbro
disfrutar miradas
y a usted
le guardan lágrimas
en los bolsillos.
Usted
tiene casas,
automóviles,
espejitos de colores,
billetes aburridos
a toda orquesta,
sin embargo
yo,
usted sabe,
yo soy poeta.

27.08.2014




                                                                                    Héctor Delaloye



viernes, 16 de diciembre de 2016

Héctor Javier Delaloye Echavarría. La entrevista

Hablar de poesía es hablar de entrega, es permitirse  los sueños, desaferrarse, desanclarse y andar de nuevo.
La poesía es un continuo movimiento, algunas veces suave, otras veces tempestuoso, como todo, como todos.

Bienvenido Héctor Delaloye a las páginas de Claroscuro.

*¿Qué es ser poeta?

Para mí, ser Poeta es tener la capacidad de percibir el entorno y los contextos mucho más allá de simples sensaciones, poder expresar cada situación de un nuevo y único modo, valorar los pequeños chispazos de vida que lo contiene todo, dar una perspectiva propia y personal de lo que se ha dicho, lo que se ha volcado en letras, intentando ser original, sencillo, expresivo.

La poesía con muchos adornos no es poesía, lo cotidiano y simple tiene mucho contenido lírico; poder entenderlo íntimamente es el desafío.


*¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?

Creo que mi encuentro con la poesía fue como cualquier otro encuentro, inesperado, en mi caso grato, placentero, por momentos superfluo y vano, pero enriquecedor.


*¿Qué representa la poesía en tu vida?

La poesía es mi modo de escape de lo simple y lo vulgar, es un modo de conocerme un poco más, de abrir unas alas invisibles y analizarme, sobrevolando sentimientos, intentando explicar lo que no existe, buscando los rincones inexplorados de la vida, es un método cercano de invención de juego, de intenciones nuevas. Yo vivo la poesía a cada momento.


*¿Qué buscas en la poesía?

En la poesía busco sensaciones que no están al alcance de todos, indago, ausculto, decido palabras que me expresen, busco el modo de compartirme, de quedar un ratito en los ojos del otro, en el alma, en lo intangible.


*¿Qué has encontrado en la poesía?

En la poesía he encontrado formatos desconocidos, la infinitud tácita, un profundo abismo sin fin, torbellinos enigmáticos, universos nuevos, paralelismos, la vida misma, quizá.


*¿A dónde te ha llevado?

Me ha llevado a esos territorios que mencioné, desde allí, supe arreglarme lentamente para comprenderlos, mostrarlos en cada verso o al menos intentar decirlos, desnudarlos, entenderlos primordialmente, desarticularlos, moverlos, cernirlos, hasta que cada nota decante en la música que define básicamente a mi poesía.  Alguien dijo que la Poesía es originalmente, una composición musical en letras.


*Por lo general los poetas nos casamos con alguna o algunas palabras en particular y sobre ellas construimos nuestra obra, ya sea por su fuerza o por su simbolismo. ¿Cuáles son esas palabras para ti?

Generalmente recurro a palabras conocidas, no me gusta que los lectores sientan que tienen que buscar en el diccionario el significado de algunos términos, salvo contadas excepciones donde la composición lo amerita. Las palabras rebuscadas, esas que se podrían expresar sencillamente, no necesitan ser tenidas en cuenta, a mi modo de ver. Con palabras comunes se puede alcanzar una gran connotación ética o moral, definir sentimientos profundos, yo busco que el lector se afiance con palabras conocidas, que se sienta cómodo, pero nunca infravalorado o sobrestimado, la poesía debe fluir, es un río, y el río tiene en sí apenas dos componentes, sin embargo lo puede todo.


*¿Qué lecturas o qué poetas recomiendas?

Creo que no me pondría a estimar o sugerir autores o poetas, hay que leer a los grandes de la Historia porque es necesario para comprender lo dicho primeramente. Cada uno puede entender a quien debe leer; todo se basa en el "paladar" lírico, el lector debe sentirse cómodo con lo que lee, nunca forzarse, salvo circunstancias determinadas.

En mi caso, siempre he leído estructuras poéticas, no me gustan las novelas, los dramas, no me atraen ni me atrapan, me agobian, considero que solamente buscan masividad y lucro, y eso es temporal y manifiesto. La poesía va a lo íntimo, lo esencial.  Recomendaría a Neruda,  Whitmann, Baudelaire, Girondo, Benedetti, Alejandra Pizarnik, Ana María Shua, son muchos grandes autores.


*¿La poesía responde a las necesidades de una época, a un modo de pensar, de sentir, de relacionarse y comprender una realidad específica?

La poesía no tiene época porque es independiente a ella, la época es apenas un parpadeo universal, pero jamás la Poesía debe ser una respuesta al entorno, salvo que intente explicar una circunstancia, un movimiento social, una particular visión comprometida de lo que sucede en un sitio o mapa, es en sí una respuesta para uno mismo ante preguntas que se hacen los demás.


*Sino fuera la poesía el lenguaje elegido, la manera de estar en el mundo; ¿cuál sería entonces?

Existen miles de lenguajes para estar en el mundo, para comprender nuestra existencia, cada uno de ellos nos libera de límites, nos deja a la deriva de los elementos. La Poesía es lo primordial, la esencia, cada arte es y tiene poesía, es un modo de ver, un mecanismo, un artilugio al que poco a poco vamos agregando piezas nuevas.


*¿Por qué creer en la poesía?

Creer implica ceguera, la creencia es para mí, una doctrina volcada a lo religioso, en cambio la Poesía busca la verdad en base a hechos, intenta descifrar el entendimiento humano y la expresividad cotidiana de un modo distinto, la poesía hace agradable lo siniestro, tangible lo absoluto, y propio lo ajeno. No se cree en la Poesía, la Poesía cree en nosotros y nos abre puertas.


El invitado


Andante de estrellas.

Su nombre, Héctor Javier Delaloye Echavarría, responde a un individuo autodidacta en las letras, nacido en el corazón del litoral argentino, en la ciudad de Gualeguay, provincia de Entre Ríos.

Redacta sus primeros acercamientos a la poesía en la década del 90, como pequeños fragmentos que detallan simples vivencias y costumbres personales. Generalmente estos textos quedan olvidados en diferentes cuadernos y papeles que con mucha suerte sobrevivían, en muchos casos gracias a su madre y hermana.

Graduado como Técnico Superior en Administración de Empresas, realiza diferentes incursiones en medios locales de Frecuencia modulada, y emprendimientos propios o familiares, como así también en relación de dependencia.

La vida lo lleva a radicarse en Rosario, provincia de Santa Fe. Parte del litoral argentino trascurriendo el año 2007, donde comienza a indagar en la obra y vida de los grandes poetas de la historia, analizando sus creaciones y entablando charlas y encuentros con escritores radicados en la ciudad y provincia de Santa Fe. Allí, trascurriendo el año 2008, comienza a escribir con la firme convicción de iniciarse verdaderamente en la senda de la poesía, y establece diferentes perfiles en medios virtuales donde comienza a publicar una parte de su obra en fragmentos y textos completos, y a leer exhaustivamente a otros poetas de la actualidad.

Avanzando en el tiempo, en el año 2010, adopta el seudónimo oficial de "Andante de estrellas", bajo el cual comienza a publicar en redes sociales, tales como facebook, twitter, y simultaneamente en blogs personales (tumblr, pnterest, blogspot), para en el año 2012 lanzar su página oficial con el dominio digital corrspondiente: www.andantedeestrellas.com.ar.

De igual modo publica diferentes obras inéditas en el medio físico visual "Punto Norte", periódico perteneciente a la zona norte de Rosario, de distribución gratuita.

En 2012 participa en dos antologías de poetas suramericanos en el Círculo de Escritores Latinoamericanos, libros que fueron producidos e impresos en Ecuador y Venezuela.

En el año 2013 participa con dos de sus obras impresas en la Feria del Libro de la ciudad de Gualeguaychú, participando como miembro activo de "Seguay" (Sociedad de Escritores de Gualeguay).

Participa de otra antología que se imprimirá este año en Estados Unidos, junto a otros escritores suramericanos, la misma está orientada a la literatura comprometida.

En 2014, es finalista en Nuevo León, México, y participa de la antología poética "El amor y sus Raíces".

Trascurriendo el mismo año, escribe y crea junto al compositor rosarino Duilio Arn aldo Grasso, quien fuera asesinado el 9 de enero del 2015, el "Himno a Gualeguay", obra para Coro y Orquesta a ser institucionalizado y adoptado como Himno oficial de la ciudad.

En 2014 desarrolla junto a su hermana Solange Delaloye  una síntesis de poesías definidas bajo diferentes temáticas con el nombre "La Misma Sangre", un proyecto mancomunado donde interviene en el apartado gráfico el hermano de ambos, Ariel Delaloye, obra que no pudo ser impresa en su momento pero que se mantiene en espera de futuras decisiones.

Este mismo año, en el diario local "El Debate Pregón", se realiza una reseña de "Andante de estrellas" junto a cuatro poemas inéditos en el apartado "Segunda Sección" perteneciente a la escritora Elsa Serur.

En 2015 obtiene el segundo lugar en el "II Certamen J.J Manauta" en el apartado "Poesía Adultos" en la ciudad de Gualeguay, provincia de Entre Ríos.

Actualmente se encuentra realizando diferentes proyectos personales y mancomunados, inclinados también al sector musical, así mismo, junto a compositores y editores rosarinos con quienes mantiene vínculos profesionales y de amistad, se encuentra proyectando varios planes en el orden coral y de orquesta, con letras propias e inéditas.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Daniel A. Martínez Sarracino. Los poemas


Era noviembre y me aguardaba a una hora de mi boca.

El vuelo en Aeroparque demorado como siempre. Los resignados miraban el río, los (esos que siempre gritan en grupo) que protestaban, y los otros, los muertos, esos difuntos que desean y no pueden, y amasan las ganas hasta que el sueño los derriba.

En cambio, yo sostenía la mañana vestido con uno de los pocos pantalones que tenía (mi pantalón un fuerte explorador) vaquero, azul desgastado. El sol tartamudo entre arboles, señores y señoras ocasionales junto a besos desprolijos y sombras en el alma.

Qué bonita estás -le dije- y el día nos arrancaba alegrías como quien desprende uvas de la parra.
¿Sabías? cambiamos el mundo -pensé-  Charlamos en silencio y nos miramos a gritos. También tuvimos miedo y cadenas que romper y nos gustó nuestro sol, nuestro café, nuestros tomates y, rúcula, y las fotos que el día nos sacó.

Fumamos descalzos abrazados por una toalla. Pensamos que nuestras zapatillas eran de un solo cordón, que éramos compañeros y aplastábamos la rutina inventando navidades en agosto o jugando a verdad o consecuencia.

El avión de regreso despegó a tiempo. Tus ojos volvieron a la casa.
Caminamos juntos pegados de la piel, un día simple pegados del alma, una memoria que se puede respirar. Ella inventó un mundo mejor y él nos ama.


Te veo dormir
La cama se parece a un durazno lleno de pájaros
Es la mañana
El sol crece en silencio
Igual que la levadura
Una conjetura tacita 
Sigo viaje
Por la habitación vuelan latas de cerveza
El estornudo de los zapatos levanta más polvo
La ropa está confiscada en el lavadero
Alguien ayer me preguntó si seguía con ella
Respondí que el aceite es malo para el colesterol
Comparto
La maquinita de afeitar
Para sacar lo ralo del espejo
Una mosca tose
Mientras golpea la pared con el zumbido
Ahora lo evidente
Es
Que más tarde ella
Se levantará
Más tarde
Se irá 
Entonces
La tarde que tiene la costumbre
De meterse todos los días
Por esa ventana
Se va a quedar ahí
Quieta
Sin moverse
Con ese extraño sentimiento
De estar envejeciendo.


Todavía tengo la fuerza de mil osos
La juventud de mis años
Los ojos tristes de una madre que despide al hijo
hacia la guerra
Un corazón meado por los perros de la noche
Poesías inconclusas a amigos y amantes
Pero todavía soy capaz de levantarle los huesos
al incrédulo y
De barrer el piso donde me tiraste.



                                                                               Daniel Martínez


Daniel A. Martínez Sarracino. La entrevista


Daniel A Martínez Sarracino explora los imaginarios, decodifica los matices terrenales para sublimarlos a la altura del espíritu. Habla con la humildad propia de los poetas.

Bienvenido estimado Daniel a las páginas de Claroscuro.


*¿Para qué la poesía?

Seguramente para darnos cuenta que no estamos completos.


*¿Por qué creer en la poesía?

Porque hay una parte de mi que intenta no escribir más y ser la poesía misma. Henry Miller en un pasaje de Trópico de Cáncer dice: "Me siento feliz ya no hay motivo para escribir..."


*¿Qué has encontrado en la poesía?

Solo la búsqueda.


*¿Cómo es tu proceso al momento de escribir?

Solo escribo. No hay proceso. Esto nace permanentemente como una catarata incesante, como la lluvia hasta detenerse, como el sol que sale y luego da paso a la noche y la noche a la luna. Si esto no nace como la fiebre no busques enfermarte para sentirla.


*¿Qué buscas en la poesía?

No busco nada.


*¿Qué has encontrado en la poesía?

El desencuentro.


*¿A dónde te ha llevado?

A seguir pensando en los interrogantes, a ser más sincero y más humilde frente a esto que denominamos vida.


*¿Cuáles han sido tus influencias poéticas?

Mallarmé, Gelman, Vallejo, Pessoa, Pizarnik, Bukowski, Maïacovski, Girri, Cardenal, Dario, Cuadra (nicaragüenses), y una infinidad más.


*¿Influye la poesía en transformaciones sociales?

Influye cuando es critica y no obsecuente. Directa al corazón.


*¿Por que escribir poesía?

Porque estar vivo jajaja. 



El invitado


Daniel A. Martínez Sarracino, (1959).  Lomas de Zamora, Provincia de Buenos Aires, Argentina.
Comenzó a escribir a los 13 años de edad, su primer concurso de poesía lo ganó a los 28 años con un poema a su hijo publicado en la revista Vosotras.

En 1989 publicó su primer libro Poemas de amor para estos tiempos y otros cuentos breves. Ediciones Amarú.

En 1990 dirigió la revista cultural El Escorpión y la revista La torre de papel hasta el año 1995.

De 1995 a 1998 coordinó el centro cultural A.C.E.S.E de Lomas de Zamora y Centro Cultural El Esquinazo del Banco de la Provincia de Buenos Aires.

En el 2002 es seleccionado para integrar la antología poética de la editorial Dunken y participa en la feria del libro de ese año.

En el 2004 publica el libro El muro, que recibe la excelente crítica de poetas como Juan Gelman, y de la revista Sudestada. Ese mismo año también publica La Caldera (editorial el cuervo rojo)

En el 2005 es finalista en el concurso de poesía realizado por la Librería Mediática de Venezuela.

2011 al 2012 participa en diferentes poemarios.

En el 2013 participa en el Primer Encuentro de Poesía Nacional en Capilla del Monte, provincia de Córdoba, Argentina.  Ese mismo año realiza la presentación de su libro Los rinocerontes también se suicidan (editorial Masmédula) en el Parlamento Nacional de Escritores de Colombia en Cartagena.

En el 2016 es invitado por la Fundación Sedas Gómez a la ciudad de Cali para presentar su libro Los rinocerontes también se suicidan. 

Para el 2017 están en impresión dos libros a reeditar.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

Laura Castillo. Los poemas

Desplazamiento
                                                                                                             A las tejedoras de Mampuján

Tras el golpe de omisión
en el vientre de la tarde
Mampuján anochece
con un terco afán de dormir.
No hay tiempo,
susurran doce cuerpos en los labios,
hay que cargar hamacas y vasijas,
hay que dejar que la hierba seca
sea el huésped que habite en casa,
hay que silenciar.

Lejos,
en lo profundo de una habitación,
una mujer peregrina aguarda
entre hilos y retazos que convergen en sus manos.
Tejer es su forma de nombrar
la ausencia de arraigo
en la punta de los dedos.



Ausencia

Para nombrar la ausencia,
puedo concentrarme
en la palabra que espera la abuela al despertar,
en la presencia de un ave negra
sobre el portón de la vieja casa,
varios años atrás.

En definitiva, puedo situarme en aquel instante
en que el suelo se transforma en ceniza
y el gallo canta por última vez
la sombra del abuelo.



Augurio

Las mujeres suelen medir
la proximidad de la lluvia
en la ondulación
que proyectan sus pañolones.
Cuando llega el momento,
sus caderas se abisman por la ranura de las puertas,
y como eco en el fondo de un cántaro,
resuena en el oído de los niños
el vocablo extenso de los mares.



Instante

La abuela solía guardar el pan
en un canasto colgado del techo,
decía que los gatos andaban con su sombra
y en ella cargaban los trozos de pan conseguidos.
A diario, yo preguntaba,
si el gato también anudaba a sus uñas
los gramos de humo que esculpían la cocina.
Ella, con sus inmensas manos recogía mi rostro,
tumbaba sus dedos en la soga
y del techo se abismaba la canastilla.
Entonces yo inclinaba la angustia en los pies,
observaba las figuras humeantes,
la cesta en manos de la abuela,
el gato vigilante en la cornisa,
y el fogón hervir en su extensa oquedad.

La abuela siempre supo cómo ser
instante en la memoria.


                                                                                       Laura Castillo 

Laura Castillo. La entrevista


Laura Castillo nos lleva de la mano por la senda de los recuerdos; los propios, los ajenos, los universales, los íntimos.  La poesía es una voz iluminada por la nostalgía, la dulce remembranza del tiempo.
Es un placer compartir parte de su trabajo poético.

Bienvenida Laura  a las páginas de Claroscuro. 


 *¿Qué es ser poeta?

Ser poeta es entender la imposibilidad en la palabra, como refiere el poeta Fabio Morabito en alguna entrevista, "la escritura evidencia la impotencia por plasmar lo que queríamos decir..."

*¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?

Puedo dividir mi encuentro con la poesía en dos instantes, el primero de ellos se lo debo a mi madre, quien me enseñó el amor a la lectura y por ende a la poesía; el segundo momento parte de una búsqueda personal en la que decido saber más sobre este género literario y en  este proceso empiezo a asistir al club de poesía de la Biblioteca Luis Ángel Arango (2011) y a talleres de creación literaria ofrecidos por la Fundación La Raíz Invertida y la Red de Bibliotecas Públicas de Bogotá -BIBLIORED-.  Una experiencia muy agradable, que me permitió conocer nuevos autores y así mismo, círculos de personas con intereses literarios similares.

*¿Qué representa la poesía en tu vida?

La poesía es una forma de asumir el mundo, ello implica que toda tu vida gira en torno a una necesidad: Escribir.

*¿Qué buscas en la poesía?

Quizá lo que todo escritor busca de una u otra manera es ser leído, pero creo que no basta con eso, creo que la escritura debe ir más allá, debe transmitir, debe crear en el otro una sensación, debe mostrar una manera de percibir el mundo.

*¿Qué has encontrado en la poesía?

Se puede decir que con la poesía uno encuentra desde maneras de expresar lo inasible, de reinterpretar los recuerdos, las experiencias, la imagen; hasta momentos, lugares, personas que, indudablemente, son muestra de ese pequeño hilo que solo puede unir la poesía.

*¿A dónde te ha llevado?

A entender la universalidad del lenguaje, de las emociones, de la palabra. 

*Por lo general, los poetas nos casamos con alguna o algunas palabras en particular y sobre ellas construimos nuestra obra, ya sea por su fuerza o su simbolismo. ¿en tu caso, cuáles serías esas palabras?

La escritura es una constante búsqueda, en esa medida puedo identificar palabras o ideas que, de una u otra manera, han construido un poco mi proceso de escritura es el caso de la palabra silencio; o de conceptos como el hogar o la infancia, los cuales me generan alguna emoción, un recuerdo o una reflexión especial. 

*¿Qué lecturas o qué poetas recomiendas?

Cada poeta es una lección de escritura y de estética distinta, de allí que creo que corresponde a cada persona buscar e identificar aquella voz en la que se reconozca estéticamente, en la que encuentre herramientas necesarias para afianzar su proceso de escritura aquella que, sencillamente, le enseñe a ver distintas maneras de abordar la palabra. En ese sentido, reconozco el gran aporte que tienen poetas como Olga Orozco, Wislawa Szymborska y Blanca Varela. Igualmente, libros como En el Traspatio del Cielo de Rómulo Bustos Aguirre, Un día Maíz de Mery Yolanda Sánchez y recientemente los libros Bajo el brillo de la luna y Animal de Oscuros Apetitos de Nelson Romero Guzmán, lecturas iluminadoras.

*Si no fuera la poesía el lenguaje elegido, la manera de estar en el mundo; ¿cuál sería entonces?

No hay otra manera, ni otro lenguaje; la poesía es el lenguaje universal, es inherente a la humanidad, tristemente las personas suelen olvidarlo a medida que los años y las responsabilidades se anclan en sus vidas.

*¿Crees que existen rivalidades o celos en el ambiente poético?

Seguramente los hay como en cualquier lugar en el que las personas compartan un espacio, un interés, sin embargo, no es algo que deba preocuparnos, creo que lo que realmente es importante es el proceso de escritura, la poesía en sí misma.

*¿Por qué creer en la poesía?

Porque la poesía es la única manera de aferrarse al mundo y trascender en él.



La invitada 



Laura M. Castillo Montañez (Bogotá, 1990). Abogada de la Universidad Externado de Colombia. Recientemente ganó el XX Premio Nacional de Poesía de la Universidad Metropolitana de Barranquilla. Fue mención de honor en la categoría de Poesía en el Tercer Concurso de Escrituras Creativas Cuento, Poesía y Crónica de la Red Capital de Bibliotecas Públicas-Biblored.  Su poema "Instante" fue seleccionado y publicado por la Revista Latinoamericana de Poesía La Raíz Invertida en el artículo "Poetas colombianos nacidos en los noventa". Ha participado en talleres de creación literaria de Biblored y en el Taller de creación poética de la Casa de Poesía Silva, Bogotá (2014). Fue invitada al VII Festival de Poesía y Narrativa Ojo en la Tinta (2015).

viernes, 2 de diciembre de 2016

Doris Cirigliano. Los poemas

No existo

Desde hace algún tiempo no existo.
No soy ni estoy, sueño.
En blanco y negro de espaldas a los colores,
en todos los idiomas menos el mío, sueño.

Sin nombre y sin memoria
por frecuencias agrestes.

Me deshice de todas las señales
para no ser reconocida,
apagué el sonido de las olas
para que no te alteres
si acaso tu sueño se cruzara con el mío.

Esta nueva experiencia del "no existo"
se lleva mi inquietud a otros mundos
y me deshabita la mente.

Sólo floto en el éter como una casualidad
que se cayó de un árbol
y un viento paternal me alzó en sus manos
y me guardó en su bolsillo.



Te complica en cómplice

Cada tanto aparece en un árbol una hoja que sueña...
sueña ser paloma, nube o relámpago...
Se le nota a lo lejos ese rubor de sueño
que te complica en cómplice sin poder evitarlo.

Se retuerce en la rama sin decidir soltarse,
se repliega y se extiende como notas sin audio
que nadie entiende...
salvo que también sueñes y sepas de las vueltas
de encanto y desencanto
que te atan o retuercen en la rama, 
que te miman o te llevan sin dudarlo.

Yo entiendo a la hoja que sueña.
Cuando caiga no llegará al suelo, 
llegará a mi mano
y sin más protocolos será mariposa
porque así lo decreto, en mis letras de sueños
porque quiero que vuele más allá de los árboles.


Plegaria de gratitud

Se me ocurre que esos pájaros
que cruzan ante mis ojos
llevan besos en sus picos,
tal como si fueran semillas de amor
próximas a ser sembradas
en corazones queribles.

Me alegra saber que hay pájaros
y que hay besos
capaces de lanzarse sin paracaídas
sobre un relieve sediento de lluvias.

¿Dónde nacen los besos si no es en el pico de los pájaros?
Allí aprenden a volar
y equilibrar su peso
para no precipitarse.
Allí resisten las tormentas
y se hacen voceros del cielo.

Me llena de paz
ver una ventana de libertad
donde no sólo pasan pájaros
sino que la intención de su vuelo
se hace plegaria de gratitud
y se estaciona en mí.



                                                                               Doris Cirigliano

Doris Cirigliano. La entrevista

La vida es poesía; así de simple, así de cierta.

Doris Cirigliano siembra los árboles que entregarán  sus hojas a la tierra, corrige los pasos del tiempo y el vuelo de las mariposas.  Eleva plegarias de gratitud. 

La poesía es simple, cierta como la vida.

Bienvenida mi entrañable y querida amiga Doris a las páginas del Claroscuro.

*¿Qué es ser poeta?


Ser poeta es ser permeable al mundo, a sus maravillas y atrocidades. Es jamás creerse un poeta. Es estar insaciablemente sediento de querer abarcar el universo en una pluma escritora.



*¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?


No tuve encuentro con la poesía, tuve y tengo encuentros con el amor y tal vez esos sean encuentros con la poesía. Digamos que la cercanía más palpable la he experimentado en momentos de mucha tristeza y dolor.



*¿Qué representa la poesía en tu vida?


La poesía en mi vida es una fuente fresca donde me bebo todas las bellezas y misterios que escapan a los ojos carnales y afloran en la mirada interior.



*¿Qué buscas en la poesía?


Yo no busco nada en la poesía, ella me busca y me encuentra en los momentos justos en que estoy mal parada, entonces mágicamente nos encontramos y yo caigo en sus brazos.



*¿Qué has encontrado en la poesía?


He encontrado la manera de respirar paz y un compromiso de llegar a los demás para darles lo mejor de mí.



*¿A dónde te ha llevado?


La poesía me ha llevado a sentirme feliz en cada pequeña línea que escribo y doblemente feliz cuando esa línea es leída y valorada por alguien.

Me ha llevado a conocer grandes poetas de mi tiempo y aprender de su grandeza y humildad. Con esas cosas puedo percibir que la naturaleza humana es inmensa y siempre tiene motivos para sorprendernos un poco mas.


*¿Qué se debe y no se debe hacer en poesía?


Con la poesía se debería dejar un mensaje superador para quien lee, pero a la vez debe ser motivada por espontaneidades del poeta, por lo tanto es un poco complejo definir qué se debe y qué no se debe hacer. Lo mejor es hacer lo que se siente pero con un margen de respeto hacia el lector.



*¿Qué hace de un poema un buen poema?


Un poema puede considerarse buen poema si es armonioso al oído del escucha, si tiene un contenido que llega y toca fibras emotivas y al hacerlo conmueve. Todo buen poema habla en silencio en el alma de quien lo necesita.




*¿Cuáles han sido tus influencias poéticas?



Algunos de mis poetas más leídos son Becquer, Mario Benedetti, Pablo Neruda, Alfonsina Storni, Octavio Paz, Juana de Ibarbourou, No puedo decir que ellos hayan influido en mí, pero si han sembrado admiración y un buen gusto por leer poesía.



*¿Crees que existen rivalidades o celos en el ambiente poético?


Pienso que existen rivalidades en el ámbito poético así como en cualquier otro ámbito donde el ser humano despliega sus aptitudes, pero estas se superan con el propio desarrollo personal, cuando uno se descubre a sí mismo, se quiere y se valora, los celos y las rivalidades desaparecen.



*¿Por qué creer en la poesía?


No es necesario creer en la poesía. La poesía te llega o no, según la percepción y el grado de sensibilidad del que estás dotado. Es como un viento cargado de semillas que abre sus manos y las suelta a su paso. En almas fértiles germinará y en almas áridas se quedará en semilla esperando que la levanten nuevos vientos para seguir su viaje.



La invitada



María Dora Cirigliano nació en Azul, provincia de Buenos Aires, Argentina el 20 de junio de 1952. Reside en Mar del Plata desde los cuatro años de edad. Es docente de Educación Primaria, actualmente jubilada.  Su gusto por escribir poesía comenzó en la adolescencia. Si bien, siempre estuvo presente su inclinación por la escritura, fue en las redes sociales, más precisamente en facebook donde su vocación se desarrolló a pleno. Desde el año 2011 escibe y comparte sus trabajos en el grupo virtual de poetas La Vida Es Poesía. 


martes, 29 de noviembre de 2016

Edwin Nieto. Los poemas

De cualquier momento

Sé que quieres matarme,
con tus lagrimas,
agua, convertidas en espesores de llanto,
Blanco tu rostro...
sé que quieres matarme,

con tu mirada,
tu dulce andar,
con ese reflejo incierto,
de esas caderas, contorsionadas de movimientos.

sé que me vas a matar,
con ese rostro, proporcionado,
donde la multiplicación de esa boca
dividida por esos dos ojos,
¡verdes!

¡Sé que me vas a matar!
con esas ignoradas.
No importa,
quiero morir,
entre esos brazos,
esa dulce fragancia.
esas pequeñas caderas al caminar.

Sumas

Entre yanta zona de candela,
viajas en los lamentos de su alma,
codicias y placeres pasan por esa imagen de fotografía,
encierras su rostro,
balbuceo de cadáveres,
amores intoxicados
entre tanta
zona amarga de candela.

Entonces decides caminar en una ciudad de ambigüedades
repleto de corazones nefastos
dibujados en una interminable esperanza.

Caritas que se mezclan con la pobreza,
sus juguetes son miserias
e interminables odios.

La vida vale tan poco
en una sociedad marcada 
de oro y plata.

Mientras este frío carcome tus huesos...

Si, tus conocidos ya partieron,
en la ruta
de un sosiego,
vieron sus cuerpos partir cansados
de este lugar donde la vida vale poco.

Caminas con los pies repletos de mierda,
las horas aún lentas,
las caras son hiedras consumidas en ajenas personas.
Amanecer,
bailar,
con páncreas rotos,
sangre de otros
sumándose a la gran escala de estadísticas.



Al trabajador

Las manos callosas,
el sudor de la frente, se mezcla con el atardecer.
El pan diario es un sueño en una mesa invisible,
las piernas duelen
al compás de las maquinas.

Los sonidos cambian,
con el pasar de tonalidades,
de pálidas calles,
los sueños se camuflan en el descanso de la noche.


                                                                             Edwin Nieto







Edwin Nieto. La entrevista

Edwin Nieto sale a buscar historias. Su vida se refleja en los espejos del silencio, en las multitudes, en la soledad.  El buscador de historias encuentra la palabra justa, cierta, designada para cada dolor y para cada pequeña esperanza.

Bienvenido Edwin Nieto a las páginas de Claroscuro



*¿Para qué la poesía?

La poesía es la esencia misma, es una voz que pide a gritos ser leída o escuchada, es un sentimiento humano. Somos pocos los que aún conservamos esa esencia. 


*¿Qué es qué implica ser poeta?

En un mundo donde nos han enseñado a ser sistemáticos, a ser competitivos en las cosas que cada ser humano hace día a día, ser poeta es un acto revolucionario en contra de un sistema que aplasta diariamente, donde los valores son comprados con dinero y a la sociedad parece no importarle. Por ejemplo, en nuestro país donde a diario los noticieros nos bombardean con sangre, a veces, resulta complicado ser poeta o pensar de manera diferente.


*¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?

Salí del colegio a los 18 años, tuve varios empleos que nunca me satisficieron, por decirlo así, era un borracho empedernido, tomaba casi los siete días de la semana. Un día  llegó una ilusión amorosa, ella era diferente a mí en todos los ámbitos, pero con el tiempo vino la desilusión, la soledad. De regreso a Ibagué, buscando calmar mis ansias me volqué hacia los libros. Pasaba buena parte del tiempo en la biblioteca Dario Echandía, fue allí donde descubrí la poesía. Fueron apareciendo obras y poetas; Pablo Neruda, Rafael Alberti, Federico García Lorca, Juan Gelman, el poemario que me marcó para siempre "Oración de un desocupado". A los 22 años escribo mis primeros poemas (ingenuos y aburridos). Gracias a la ayuda y orientación de mi maestra de aquel entonces comencé a escribir con un poco más de destrezas. Gracias a esos primeros trabajos pude con el tiempo aspirar a participar en concursos literarios, y fue así, como en el año 2010 obtuve el primer lugar en un concurso de poesía en la ciudad de Ibagué. Ahora cuando me encuentro con ella me dice que el alumno superó al maestro.


*¿Dónde encuentras la poesía?

Antiguamente pensaba que la poesía se encontraba en cualquier musa de inspiración, por ejemplo; en la hoja de un árbol, o en una tarde de verano. Lo único cierto es que como toda profesión, requiere de disciplina. Hay momentos en que te enfrentas a esa hoja en blanco, llevas miles de ideas, pero ni una sola se cristaliza. Para mí, encontrar la poesía ocurre en cualquier momento; me gusta salir a caminar y encontrarme con historias, algunas bonitas, otras tristes. Creo que todos tenemos una historia que contar, escuchar y ser escuchados. 


*¿Qué hace de un poema un buen poema?

Pienso que como toda buena madre que ve a sus hijos de la mejor manera, así veo yo mis poemas. Quizá sean feos, tal vez para algunos críticos no tengan la estructura "adecuada" los versos o las formas "correctas".  Para mi todo poema es digno de admirar.

Un buen poema es aquel que llega en el momento exacto, proviene del interior de un ser humano, tiene contenido, transmite un mensaje. Al fin y al cabo las buenas obras de arte no son bellas pero si dejan un trastocamiento mental.


*¿Cuáles han sido tus influencias poéticas?

Como dije anteriormente, cuando mi vida se aplastaba, llegaron a mi influencias como Pablo Neruda, Juan Gelman, García Lorca. Como soy autodidacta en las cosas que hago, investigué y de esa manera descubrí a María Mercedes Carranza, Walt Whitman, Baudelaire, Poe, Pizarnik, Piedad Bonnett, Porfirio Barba Jacob, y otros tantos que ahora se me escapan.


*¿Influye la poesía en transformaciones sociales?

Influye en cambiar la historia de una persona de carne y hueso. Al igual que un poema que conozco, que se llama Confianzas de Gelman, pienso que un poema hace un acercamiento a los hechos, a una realidad que se expone para una reflexión o generar un grado de conciencia en el lector.


*La poesía en silencio, o en voz alta.

De ambas formas. Así como hay luz, también hay oscuridad. En cada momento las palabras transforman, hablan de vida, dan vida.



El invitado


Mi nombre es Edwin Javier Nieto. Soy un "soñador ferviente". Desde hace mucho tiempo he sido curioso con todas las cosas que nos suceden en la vida. En ese curiosear me encontré inmerso en el arte y me declaro su total admirador. Me entrego a la poesía, la pintura, la fotografía, la ilustración.

Hace seis años escribo cuento y poesía. He ganado dos premios a nivel nacional; Ibagué, Ciudad en flor (Poesía 2010), y primer lugar en Historias de Macondo (Sena; 2015) con dos cortometrajes dirigidos por mí. También he tenido la fortuna de participar de varios encuentros literarios en distintos lugares de mi país. 

Actualmente soy diseñador industrial con una vocación total para seguir escribiendo aquellas pequeñas cosas de esta vida que diariamente me sorprenden.


viernes, 25 de noviembre de 2016

Javier Moyano. Los poemas

Proyecto de huida 

Mañana llevaré una pistola y un libro de poesía para cuando me hagan la limpieza facial
bailaré un vals en algún sepelio,
venderé mis sueños por un poco de pop corn.
Tengo a Lita en mis brazos mientras ascendemos al infierno.

Mañana compraré un kilo de arroz para alimentar palomas de algún cementerio
y en silencio les confesaré las traiciones de mis días de andar por lo bajo,
exprimiré un limón sobre mis pupilas para borrar tus huellas,
inventaré un epitafio para el enemigo de la paz.

Mañana me levantaré brincando en el pie izquierdo,
seguramente llore, al saber que mi vieja ahora solo será una voz lejana,
jugaré béisbol con una pelota invisible,
saludaré con cariño a la araña de mi habitación.

Mañana, como corre el tiempo, como el tiempo que se va,
iré a N.Y a lavar baños, lejos de este mar de miedo,
dejando atrás los deseos de buena suerte, la realidad de puño,
desacostumbrándome pasaré la página y esperaré que lejos de casa brille el sol.



Ligeia

El niño rata canta un vals para llamar a su sirena frente al malecón
lleva los pies descalzos y un poco de ántrax
un frasco con sangre fresca de gallo de pelea
un cigarrillo bendecido por San Agapito
para fumar cuando la marea baje.

Esquizofrenia paranoide del átomo al bit,
lo real es un cuento chino contado por Wall Street.

La sirena corta su rostro con los restos de su espejo
al saberse lejos de tierra firme,
lleva una herida de arpón desde el primer día de cuaresma
sus senos secos presagio del final
escupe al firmamento saliva dulce.

Esquizofrenia paranoide frente al templo cerrado,
lo irreal es un simio danzando en la luna.



De Pol Pot a Azalea Robles

Un abogado de un pederasta confeso,
un médico nazi,
un militar nigromante,
un cantinero sordo,
sentados en la mesa del rey Salomón.

Un contador sin manos,
un odontólogo que nunca sonríe,
un maestro inquisidor,
un astronauta con asma
a la diestra del vacío perpetuo.

Un torpe ilusionista con la banda presidencial,
un policía esquizofrénico,
un descuartizador amnésico,
un vegano con una montera
juegan a la ruleta rusa sobre nuestras cabezas.

Un arquitecto de campos de concentración,
un electricista verdugo,
un embalsamador voyerista,
el ama de llaves de un pandemonio,
sostienen la copa en lo alto.

Un curita somnofilo,
un vendedor de condones rotos,
un domador con una camiseta de Caín,
un poeta con la espada de Damocles en un bar
cuenta monedas para la cuenta de los demás.


                                                                                 Javier Moyano

Javier Moyano. La entrevista

Javier encuentra en la negación la vida; el mundo es un cero a la izquierda, una rueda suelta en el vacío. La poesía no es la cura  para esta enfermedad llamada hombre.

Bienvenido Javier a las páginas de Claroscuro.

*¿Para qué la poesía?

Es extraño que aún después de la supuesta caída de la esclavitud y del feudalismo (digo supuesta porque realmente lo único que ha sucedido es que se han valido de herramientas aún más ruines para seguir perpetuando la concentración de riquezas y de poder) seguimos buscando razones para justificar la existencia de ciertos rasgos que son los que verdaderamente nos distinguen de otras especies; es decir: ¿Para qué el amor? ¿Para qué la rabia? ¿Para qué la magia? ¿Para qué la poesía?. Acaso buscamos con nuestra respuesta justificar nuestra misma existencia en el mundo homogenizado y jodido que representa el capitalismo avasallante. 


*¿Qué es y qué implica ser poeta?

En Colombia los poetas son una epidemia, hay más poetas que poemas, que versos, pero es que ser poeta en nuestra patria es una condición de delirio propia de un país sin valores; la mayoría de poetas en nuestro país se nombran a si mismos como tales para poder pertenecer a círculos sociales de gente igual de ruin y falta de talento como ellos.

Un poeta debería ser ante todo un individuo sin pretensiones, que camina lo suficientemente lento como para darse cuenta que las horas son un invento y la vida una charada.


*¿Influye la poesía en transformaciones sociales?

El escribir pensando que se va a cambiar algo en un mundo egoísta y putamente llevado de los cabellos es inútil, adicionalmente pude convertir tus líneas en panfletos vacíos y faltos de respeto por la realidad misma, la poesía en especial es sumamente frágil, nótese que hasta señores como Roy Barreras juran que 140 caracteres y un poema a una paloma blanca son lo mismo. La poesía debe ser un acto ante todo de sinceridad,eso puede cambiar cosas, pequeños abrazos que llenan de vida cuando la espada de Damocles pende sobre todos. Pero las reales transformaciones sociales requieren el hastío y la movilización de los explotados del mundo. 


*¿Cómo fue tu encuentro con la poesía?

Yo llegué a la poesía por ausencias, por carencias, por necesidades, por soledad, por pobre, por feo, por lento, por débil, por falto de talentos artísticos, por ella, por joder, y de joda en joda me quedé y ahora no sé dónde putas está el interruptor.


*Cuéntanos sobre el Colectivo Negacionismo Literario.

El Negacionismo fue un grupo de negados que se mamaron de ser anulados por el Jet Set literario del país, un colectivo donde confluyeron personajes como Larry Mejía, Pablo Estrada, Daniel Ángel, Rafael Serrano, Leonardo Lozano y Julian Molina, todos señores con un talento tremendo, con propuestas muy serias que aún hoy perduran. Yo creo que el Negacionismo no puede morir en la medida que nunca nació, es decir aún está en gestación y algún día vendrá a este mundo en llamas para reírse en la cara de los "falsos profetas" y de las editoriales devastadoras de miles de millones de hectáreas en vano. 


El invitado


Javier Moyano -Rabiarte- Nació en Bogotá. Licenciado en arte. Fundador de Rabiarte espacio artístico multidisciplinario cuya principal preocupación es la memoria y la soledad de la modernidad. Textos suyos han aparecido en revistas, periódicos, compilatorios nacionales y extranjeros. Es columnista de opinión de diversos medios alternativos. Ha sido invitado especial a festivales y ganado concursos literarios dentro y fuera del país. Participa con diversos proyectos culturales como Desprovistos, SIN.ISMO, y el Negacionismo poético. En el año 2009 publicó Hoyos Negros, Historias y canciones para dormir en la tina. En 2013 aparece el libro Poetas que hay que morir antes de leer editado por la Universidad Autónoma de Nuevo León, México.  En agosto de este año presentó la primera parte del proyecto La Rabia...de sombras y de abismo (Volumen 1), Libro compilatorio de su trabajo poético editado por editorial Nadie. 

viernes, 18 de noviembre de 2016

Margarita Parada Palma. Los poemas



Mi invitada es la poeta chilena Margarita Parada Palma. Ella nos ofrece sus poemas, su silencio.

Margarita mide los versos con precisión de artesano. Sus poemas son un refugio para la nostalgia. Sus palabras, como los pájaros, se saben libres en el vuelo.

Bienvenida Margarita a las páginas de Claroscuro.


A continuación una selección de sus poemas



Nostalgia

De las cosas simples y pequeñas
donde cantar y jugar era parte de la infancia
la casa de la abuela perfumada con su esencia
a canela y lavanda a piel y caricias
Escribir postales, dibujando corazones
con cintas de colores y sueños tempranos
Ahhh...y soñar por los parques de lunas y verdes
asombrados...

Allí donde la noche no entra en la mirada
Nostalgia...nostalgia de tanto tiempo ido
que sin ser mejor al de otros tiempos
fue nuestra historia.
...Hoy
ante la tibia pasada de diciembre
un sol envejecido ata mis recuerdos
veo el paso de las horas...muchas ya...
...que se van
como si en su premura por correr
agitaran sus brazos cuando doblan la esquina...
Tal vez mañana no regresen
o, quizás encuentren cerrada mi ventana.


Toma mi mano...
Hoy le temo a la noche
al viento que aúlla su muerte,
parpadeando en las esquinas.

A los pálidos muros
cruelmente vejados
a los murmullos de mis propios miedos
al canto que llora
desbordado en la sombra de mi sombra

Ven
camina conmigo
solo
toma mi mano.


Este dolor 
es de tantos

Es un río acumulado
de pesares

Sin embargo
de abismo en abismo
nace un nuevo día

Aún
en otras lágrimas



Una hoja
cae
sin volver la vista atrás
no hay camino
pequeña viajera
solo caminar
El viento
la vestirá de ceniza
aprenderá a dormir
lejos de la rama
otro sueño
en el resquicio azul de un nuevo día
Mañana
volverá por más
buscará mi llave
cubrirá de polvo los recuerdos
otras hojas
otras ramas
otro cielo
Qué más da...

El reloj marca las diez
y afuera
todavía es primavera.



...Hay una parte de mí
que busca y sigue buscando
La otra...
cierra los ojos y vive.


                                                                         
                                                                   Margarita Parada Palma